¿Por qué CINESÍNTESIS?

En tiempos pasados, el teatro se convirtió en el medio de entretenimiento y creación de cultura popular más influyente. Desde las tragedias griegas hasta las obras musicales de Broadway, el gran público ha buscado en el arte escénico un medio para cultivar su espíritu a través de la contemplación audiovisual. Con la aparición del cine y su desarrollo vertiginoso, especialmente a partir de la segunda mitad del Siglo XX, la “pantalla grande” ha venido a ocupar el lugar del teatro, a tal grado que ahora es, junto con la televisión y otras pantallas, el medio que marca la pauta de las tendencias de la cultura popular.

Por este motivo, un grupo de padres de familia, conscientes de la gran difusión e influencia de la cinematografía actual, se organizó en 1995 para ofrecer, además de una síntesis, información relacionada con los contenidos de las películas. En sus inicios, CINESÍNTESIS se publicó como un boletín impreso de circulación limitada. Ahora ha evolucionado y está disponible en internet con la finalidad de ampliar los contenidos y llegar a un público más numeroso.

El objetivo es que cualquier persona pueda darse cuenta, rápida y fácilmente, de la forma en que se abordan y desarrollan los temas y del grado de intensidad con que se presentan contenidos críticos como violencia, sexualidad, lenguaje inapropiado, etc., de tal modo que las personas tengan una referencia para evaluar los contenidos específicos y la calidad de las películas que van a ver.

Especial dedicatoria tienen los padres de familia y los profesores, que afrontan la responsabilidad de proporcionar una guía para orientar a los niños y jóvenes que dependen de ellos y que necesitan asistencia para seleccionar las películas. Así, se busca orientar para que lo que observen en las pantallas les ayude a desarrollar la apreciación, la prudencia y la capacidad de discernimiento, para crecer sin falsos valores o ideas equivocadas.

En cuanto a las clasificaciones, vale la pena mencionar que, si bien sirven como una herramienta para identificar instantáneamente la edad aconsejable y la calidad moral de una película en particular, son sólo indicadores que se aplican en términos del nivel de madurez de los espectadores. Se trata así de proporcionar suficiente información para ayudar, en particular a los padres, a decidir por sí mismos lo que es conveniente para la familia. Por esta razón se notifica la densidad de contenidos preocupantes: lenguaje vulgar o grosero; violencia; situaciones sexuales o sensuales y vicios y adicciones.

Estas variables tienen 4 niveles (baja, media, alta y extrema) además aportamos la clasificación que se usa en Estados Unidos, proporcionada por The Motion Picture Association of America (MPAA).

Todos sabemos que cada niño es especial y sólo los padres conocen el nivel de sensibilidad de sus hijos; precisamente esta información puede ayudarles a tomar la mejor decisión.

Adicionalmente se informa la edad recomendable de manera más específica.

Los criterios con que calificamos cada película son diferentes a otras páginas de cine y esto se debe a que la visión de CINESÍNTESIS es con Perspectiva de Familia: mientras otros sitios califican aspectos técnicos como actuación, fotografía, producción, etc., CINESÍNTESIS, pone el acento en los roles positivos, mensajes valiosos y moralejas que sirven para la reflexión personal o familiar y se pueden convertir en un estímulo para intentar cambios positivos personales o familiares.

Finalmente, la intención de CINESÍNTESIS es que los aficionados al séptimo arte puedan evaluar el material y los contenidos para hacer su propia elección.

Acerca de cada sección:

Películas  recomendables para disfrutar en casa debido a que contiene algunos elementos valiosos. Es necesario atender la clasificación, los contenidos y edades recomendadas cuidando sean aptas para cada miembro de la familia.

Artículos y “podcast” breves que amplían el conocimiento en la cultura, historia o tecnología, aprovechando temas tratados en el cine.

Títulos de películas y criterios para realizar, en grupo, un análisis meticuloso y reflexivo con intenciones pedagógicas de algún tema en particular.

Información de películas con clasificación G y PG, es decir público general y  niños a partir de 8 a 11 años, con la guía de los padres, puede contener elementos que impresionen a niños pequeños o sensibles.

Información de películas con clasificación PG-13. Para adolescentes mayores de 13 años, con la guía de sus padres.

Información de películas con clasificación R. Restringidas para menores de 17 años, debido a la densidad de contenidos, solamente para adultos.